Los polipastos son de las máquinas más utilizadas en las fábricas que requieren la movilización de materiales pesados. Es un equipo que consta de poleas que facilitan la carga y movimiento de artículos pesados sin que sea necesario el esfuerzo de levantar el peso por parte de una persona.

Como con toda maquinaria, es muy importante operarla bajo ciertas recomendaciones para evitar accidentes y daños al equipo. Es por ello que te compartimos estos consejos de seguridad al usar polipastos.

OBSERVA LA CADENA PREVIO A SU USO


La cadena de las poleas es base fundamental de la operación y óptimo funcionamiento de los polipastos. Si notas alguna irregularidad en ésta, como que esté torcida, enredada o muy desgastada, lo mejor es darle mantenimiento previo a su uso.

CUIDA EL PASO DE LAS PERSONAS


Los polipastos son instalados a alturas que no resultan peligrosas para el paso común de las personas que comparten el espacio en la fábrica. Aun así, existe la posibilidad de que se desprenda y caiga sobre alguien. Asegúrate de que nadie pase debajo de la carga cuando la estés moviendo.

CAPACÍTATE PARA SU USO


Esto es básico para procurar la seguridad al usar polipastos. Si eres quien se encarga o encargará de su maniobra es muy importante que solicites una capacitación sobre su uso si es que lo desconoces. De igual manera, es recomendable que te familiarices con la máquina previo a su primer uso, esto porque cada modelo puede tener especificaciones diferentes.

Con estos consejos de seguridad al usar polipastos minimizarás el riesgo de accidentes. Asegúrate de seguirlos para procurar el bienestar de tus compañeros de trabajo y el tuyo mismo.